Empleador no residente

Posted onCategoriesEspañol

Las posibilidades globales actuales de trabajar para cualquier empresa han aumentado tanto que fácilmente puede darse el caso, por ejemplo, de trabajar para una empresa registrada en EE. UU. desde los Países Bajos – caso de un empleador no residente.

¿Cuáles son las consecuencias fiscales?

En lo referente a los impuestos, depende de la legislación local y de los tratados tributarios. En el caso de una empresa estadounidense y un empleado holandés, se aplica el tratado fiscal entre los EE. UU. y los Países Bajos.

Dado que esta cuestión afecta a dos países, el primer sitio donde hay que buscar es el tratado fiscal. En dicho tratado fiscal se establece qué puede gravar cada país.

En caso de que haya una situación de empleo, el tratado fiscal es muy claro. El empleo está sujeto a los impuestos del país donde se realice físicamente el empleo. La excepción a la norma es el empleo de un director gerente.

Se supone que ese puesto se desempeña en el país donde la entidad legal tiene su sede.

En el ejemplo anterior del empleado que trabaja desde su casa en Holanda para una empresa estadounidense, el empleo solo puede gravarse en los Países Bajos. ¿Supone esto un problema?

En nuestra opinión, esto no supone un problema: el empleado prefiere pagar impuestos de forma local, ya que utiliza instalaciones locales (algunas de las cuales están relacionadas con el pago de impuestos en Holanda).

Por experiencia, sabemos que es difícil convencer a algunas empresas estadounidenses de que la única opción adecuada es pagar los impuestos salariales en los Países Bajos, como indica el tratado fiscal.

¿Por qué las empresas extranjeras son reticentes a declarar en los Países Bajos?

El temor más común para la empresa es quedar sujeta al sistema fiscal holandés por cantidades más altas de lo que le gustaría aceptar. Pero ese no es necesariamente el caso.

  • Siempre que la empresa no tenga una oficina en los Países Bajos ni reembolse al empleado el coste de una oficina;
  • Siempre que el empleado no esté autorizado a firmar en nombre de la empresa

entonces la empresa no quedará expuesta a nada más que el impuesto salarial y las primas sociales adeudadas por el empleado.

Empleador no residente

El empleador no residente es una empresa que emplea a una persona que vive y trabaja en o desde los Países Bajos. Puede ser desde casa, aunque también puede ser un representante de ventas que comienza el día desde casa.

Para el empleado no habrá diferencias fiscales entre un empleador holandés habitual y un empleador no residente. Se pagan las mismas primas tributarias y sociales.

En el momento en que finaliza el empleo, el registro puede darse por terminado. En el momento en que el empleador no residente alcanza un mayor éxito y decide abrir una oficina en los Países Bajos, el registro de empleador no residente se sustituye con un registro de empleador residente.

Empleador no residente

Empleado holandés

Normalmente, al empleado holandés le preocupa poder seguir deduciéndose su interés hipotecario cuando es empleado de una empresa extranjera. Si la empresa extranjera le paga un salario extranjero y retiene impuestos extranjeros, no podrá deducirse el interés de la hipoteca.

Seguramente la empresa extranjera reciba una queja de este empleado, ya que su flujo financiero se ha visto afectado negativamente.

Este suele ser el momento en que el empleado empieza a investigar si realmente debe percibir un salario extranjero. Y no, no debe.

Si el registro se realiza correctamente, el empleado puede seguir deduciéndose su interés hipotecario en su declaración de impuestos. Y también desgravarse el alquiler, la atención sanitaria, etc.

Empleado expatriado

El empleado expatriado también podría tener problemas con la deducción de una hipoteca, aunque hay una cuestión más importante: la regla del 30 %. ¿Es posible que este empleado expatriado no pueda aplicar la regla del 30 % si pasa de una empresa holandesa local a una empresa extranjera?

No. Si la empresa extranjera se registra correctamente, la regla del 30 % se puede volver a aplicar y continuar durante el período restante, con la condición de que se cumplan los requisitos salariales y que el empleado no haya estado desempleado durante un período superior a tres meses.

Empleado con permiso de trabajo

¿El registro de empleador no residente también ofrece una solución para los empleados que solo pueden trabajar en los Países Bajos con un visado de trabajo?

No. Eso no es posible. Un empleador holandés que desee emplear a un trabajador con un visado de trabajo debe tener un registro determinado con el IND.

Este registro impone ciertos criterios que el empleador no residente no puede cumplir. En tal caso sugerimos que la empresa extranjera subcontrate a una empresa de facturación que sí cuente con este registro IND y pueda incluir a este empleado en su nómina.

Esta empresa de facturación emitirá una factura al empleador extranjero por sus servicios.

Orange Tax Services

Nuestro principal objetivo es ayudar a empresas extranjeras y no holandesas con sus obligaciones tributarias. Parte de esa actividad es procesar cuentas de nóminas, como la de empleadores no residentes.

Proporcionamos un servicio completo y, si lo desea, incluimos la realización de los pagos. Incluso podemos ofrecer un método de pago internacional más económico que el que pueda ofrecer su banco local.

Eso implica que no se aplican cargos bancarios y que hay una mejor tasa de conversión. No dude en consultarnos y le daremos más información sobre el servicio que podemos proporcionarle.