Regla del 30 %: Requisito del salario mínimo

Posted onCategoriesEspañol

El requisito del salario mínimo es uno de los cuatro requisitos que usted debe cumplir para tener derecho a la regla del 30 %. ¿Cuál es el salario mínimo?

Regla del 30 %: Requisito del salario mínimo

El salario mínimo requerido es de 37.296 EUR. Esta cifra representa el 70 % del salario. Por lo tanto, el salario bruto deberá ser de al menos 53.280 EUR.

La excepción a esta regla es que el salario podrá ser de 28.350 EUR siempre que se sea menor de 30 años y que se posea un título de máster. De nuevo, esta cifra representa el 70 % del salario. El salario bruto deberá ser de al menos 40.500 EUR.

La excepción definitiva a la regla es que no se necesita un salario mínimo si se trabaja para una universidad holandesa. Si fuese de otra forma, y teniendo en cuenta los presupuestos de las universidades, ya no calificaría ningún empleado… pero necesitamos a los investigadores.

¿Cuándo se necesita cumplir con el requisito de ingresos mínimos?

Hay muchas respuestas a esta pregunta. La respuesta más importante es que usted debería ganar el salario mínimo requerido desde el momento en que el empleador holandés le capte desde el extranjero. En otras palabras, si usted recibiese un aumento a posteriori por el cual cumpliera las condiciones, dicho aumento habría llegado demasiado tarde.

La respuesta múltiple a la pregunta se encuentra en el hecho de que el salario mínimo se supervisa constantemente. Usted deberá seguir ganando dicho salario. De lo contrario, perderá el derecho a la regla en el momento en el que deje de cumplir con el requisito de ingresos mínimos. Este se verifica en la declaración de impuestos sobre la renta y en la declaración de impuestos sobre la nómina.

Ejemplo:

Un empleador holandés que le ofrece un salario bruto de 60.000 EUR le capta desde el extranjero. Usted cumple con todos los requisitos, por lo que tiene derecho a la regla y esta se le aplica. Sin embargo, casi de inmediato, empieza a trabajar menos horas de las acordadas en el contrato de trabajo. Por lo tanto, su salario disminuye en línea con la menor cantidad de horas y, de repente, ya no cumple con el requisito de ingresos mínimos. Desde ese momento, pierde el derecho a la regla para siempre.

Ejemplo 2:

Un empleador holandés le captó cuando usted tenía 28 años. Usted tiene un máster y, por lo tanto, se le aplicó un requisito de ingresos de EUR 40.500. Le ofrecieron un salario de 50.000 EUR y, por lo tanto, se le aplicó la regla del 30 %. Luego cumplió 30 años sin recibir un aumento salarial significativo y gana menos de 53.280 EUR. Eso significa que usted ha perdido el derecho a la regla para siempre.

Se acabó el derecho a la regla: ¿Cómo se comunica?

No se comunica. Es obligación del empleador aplicar las reglas correctas al salario. Examinar si la regla del 30 % sigue siendo aplicable deberá hacerse como parte de la ejecución de las nóminas.

 

Regla del 30 %
Regla del 30 %

 Sin derecho a la regla, pero esta se sigue aplicando

Si el empleado ya no cumple con los requisitos. La regla no se aplica si el salario del empleado era demasiado bajo o si el empleado tuvo un período de suspensión remunerada que superó los 3 meses. El empleador tendrá un problema si no hace nada y sigue procesando el salario aplicando la regla.

El problema es que no se habrán calculado los impuestos suficientes. Por lo tanto, el empleador deberá pagar la diferencia más una multa de al menos el 25 %. Así pues, el empleador necesitará cobrarle al empleado el exceso de salario percibido. Todos los empleadores que alguna vez hayan intentado cobrar el salario excedente al empleado sabrán que el dinero ya no está disponible, por decirlo de alguna manera. Por consiguiente, el empleador renuncia a esa cantidad. Pero, de hecho, la renuncia a esa cantidad también supone un salario que debe acumularse junto a las primas sociales, y se castiga con una multa de al menos el 25 % si no se hace correctamente.

Orange Tax Services

Nos encontramos con situaciones en las que el empleado tiene en sus manos la declaración de la regla del 30 % emitida por la oficina fiscal, pero al trabajar menos horas, la regla queda anulada. A menudo, el empleado tiene problemas para digerir esta noticia.

O puede ser que el empleador descubra demasiado tarde que el empleado ya no tiene derecho a la regla o que esta ha caducado. La pregunta que a menudo se hace es: “¿Qué probabilidad hay de que se haga una auditoría?”. La respuesta es: “Muy poca”. Pero esa no es la forma correcta de formular la pregunta. La pregunta es: “¿Se dará cuenta la oficina fiscal en los próximos 12 años?”. Así, la respuesta sería: Posiblemente. Entonces, ¿tendría usted problemas? No lo dude.

Ahora que el período de la regla del 30 % se ha rebajado a un máximo de 5 años, se puede esperar que la oficina fiscal haga de esto un punto de investigación para el siguiente año. Además, debido a todas las noticias acerca de este cambio, ningún empleador podrá protegerse de un error diciendo “No lo sabíamos”.