El recorte de la norma del 30 % queda parcialmente aplazado

Posted onCategoriesEspañol

El Gobierno anunció el mes pasado un recorte más bien estricto en el plazo de la regla del 30 %. Ahora, este recorte estricto se ha suavizado para una parte de los titulares de dicha regla.

El recorte de la regla del 30 %

Según la regla del 30 %, el 70 % de la totalidad de su sueldo bruto será tributable y el 30 % restante se pagará al empleado libre de impuestos. Esta es una regla que no le cuesta nada al empleador y que hace que el empleado prefiera trabajar en los Países Bajos, en vez de en el Reino Unido.

Parte de las medidas tributarias futuras consistía en reducir el plazo máximo de aplicación de la regla del 30 % de 8 a 5 años.

El gobierno holandés trabaja con presupuestos y, con el fin de pagar la imposición de dividendos que iba a suprimirse, se tomaron ciertas medidas, una de las cuales fue este recorte en el número de años aplicables.

Multinacionales que no cumplen su palabra

El motivo de que se fuese a suprimir la imposición de dividendos era que las sedes centrales de las multinacionales de Unilever y Shell se quedasen en los Países Bajos. Este era un acuerdo que se cerró hace muchos años. Tan solo unas semanas después de que el Gobierno cumpliese con su parte del trato (suprimir la imposición de dividendos), las multinacionales anunciaron que ellas no iban a cumplir su parte. Unilever va a trasladar su sede central al Reino Unido y se espera que Shell siga sus pasos próximamente.

Eso hizo que nuestro Gobierno perdiese credibilidad. Aparentemente, actuar rápidamente haciendo uso de la nueva información es parte de la pérdida de credibilidad. Así pues, la imposición de dividendos no va a suprimirse. Puesto que esta medida no va a adoptarse, tenemos un presupuesto de 2.000 millones más al año para gastar. Esto se gastará en la parte corporativa de los Países Bajos.

El recorte de la norma del 30 %
El recorte de la norma del 30 %

El recorte de la norma del 30 % queda parcialmente aplazado 

Debido a que el trato con las multinacionales no se ha llevado a cabo, queda presupuesto como para ser menos estrictos con el recorte de la regla del 30 %. De ahí que se haya aplazado la regla. ¿Qué implica eso?

Eso implica que las personas que se habrían visto afectadas por el cese en la aplicación de la regla en los años 2019 y 2020 podrán seguir haciendo uso de dicha regla durante esos años.

¿Quiénes son esas personas? Esas personas son aquellas a las que, en el año 2019 o 2020, se les habrá aplicado la regla del 30 % durante más de 5 años. Es decir, las personas que estén en su 6.o, 7.o u 8.o año.

El recorte de la regla del 30 % no queda aplazado

Eso implica que otras personas, aquellas que no se hubiesen visto afectadas en los años 2019 y 2020, seguirán teniendo derecho a usar la regla durante un período máximo de 5 años. Por ejemplo, un empleado que obtuviese la regla en 2017 para un período de 8 años sufriría una reducción de dicho período a 5 años como máximo.

Orange Tax Services

Opinamos que, en lo relativo a la regla del 30 %, el Gobierno no ha sido tan de fiar como podría esperarse del gobierno holandés. Nosotros, los asesores fiscales, ya sabíamos hace un año que la regla se vería reducida a 5 años. No obstante, como el Gobierno no tomó esta postura hasta últimos de septiembre, todos los expatriados tenían la confianza de que el cambio protegiese a los titulares existentes ante el recorte. No fue hasta la semana pasada que se empezó a asentar la idea de que eso nunca iba a suceder. Por este motivo, algunos expatriados han tomado medidas y se mudarán dentro de poco.

Ahora, esta semana y de repente, se produce un alivio en este estricto cambio. Sin embargo, su comunicación se ha hecho de forma tan tardía que ya se han visto afectados algunos expatriados que habían dado los pasos necesarios para irse o que habían reestructurado los activos de la casilla 3 (aceptando pérdidas) con la única finalidad de minimizar la imposición tributaria.

¿Víctimas de la guerra tributaria? Puede que sí, pero no es algo bonito de lo que el Gobierno actual pueda presumir. Independientemente del cambio que se ha anunciado esta semana, un cambio a 5 años tan estricto como el que se había anunciado anteriormente nunca será un buen negocio.