La regla de los 183 días no es una regla

Posted onCategoriesEspañol

La famosa regla de los 183 días a menudo se usa más como abuso en suposiciones que en situaciones reales. ¿Cómo es posible? La respuesta es muy sencilla: la regla de los 183 días tiene dos reglas más que hacen que apenas pueda aplicarse.

Regla de 183 días: ¿de qué se trata?

Algunas personas que pasan tiempo en los Países Bajos por trabajo se horrorizan ante nuestra tasa impositiva del 52 % y tratan de encontrar soluciones a las tasas impositivas holandesas. Una de esas soluciones es aplicar la regla de los 183 días para evitar estar sujeto al sistema tributario holandés.

¿Qué criterios de la regla de los 183 días debe cumplir un solicitante?

Evidentemente, no puede estar físicamente más de 183 días en los Países Bajos. El día en que se coge el avión para salir del país cuenta como día físico en los Países Bajos. Los 183 días se aplican a un año natural o, en caso de que el año fiscal no sea igual al año natural, como en el Reino Unido, el período de 183 días se cuenta en los 12 meses de ese otro año natural.

Durante el período en el que se permanece físicamente menos de 183 días en los Países Bajos, un empleador que no reside en los Países Bajos paga al solicitante.

Y su salario no puede asignarse a una sede permanente que ese empleador no holandés tenga en los Países Bajos.

Los dos últimos párrafos hacen que la regla no pueda aplicarse en la mayoría de los casos.

¿Cómo no debe usarse la regla de los 183 días?

La situación más simple es que el solicitante se quede en el país más de 183 días. Algunos se centran en los días de trabajo y otros se olvidan de los días de viaje.

Suele ser una persona extranjera que ha trabajado menos de 6 meses en los Países Bajos y que por ese motivo considera que no se le debería aplicar la tributación holandesa. Pero a ese empleado no le ha enviado desde otro país un empleador extranjero, sino que ha trabajado en una empresa holandesa, por lo que la regla no se aplica.

Los subcontratistas creen que pueden usar la regla de los 183 días si el contrato solo dura 6 meses. Pero en los Países Bajos solo se puede subcontratar si la empresa para la que trabajan (que casi siempre es su propia sociedad limitada británica) está registrada los Países Bajos como una agencia de empleo que se somete a la ley WAADI. Una vez que se realiza el registro, se aplican las normas holandesas en relación con el pago en los Países Bajos. Por tanto, se aplican las tasas de impuestos holandesas.

Personas solteras que permanecen un tiempo en los Países Bajos y olvidan que se han convertido en contribuyentes holandeses desde su día de llegada, independientemente de cuánto tiempo se queden, ya que su residencia fiscal se basa en hechos y circunstancias. Y eso hacen que estén sujetas a la tributación holandesa de inmediato.

Regla de 183 días
Regla de 183 días

¿Cómo usar la regla de los 183 días?

Una empresa envía a un empleado a los Países Bajos para asistir a una feria, visitar a clientes, investigar o encontrar clientes. Puede tratarse de una estancia corta o larga, pero para una empresa extranjera resultaría muy complejo realizar sus operaciones si hubiera que extender una nómina local por cada día que se encuentre el empleado en los Países Bajos (o en cualquier otro país del mundo). Así que es una solución muy práctica.

Orange Tax Services

A menudo se ponen en contacto con nosotros subcontratistas que desean usar esta regla de los 183 días o, incluso peor, creen que como trabajan en los Países Bajos para una empresa británica (su propia sociedad limitada de Reino Unido) no tienen que pagar ningún impuesto holandés. Por suerte, disponemos de tratados fiscales que son muy claros sobre este tema. El trabajo que se realiza en un país está gravado en ese país.

Preferimos que los clientes potenciales se pongan en contacto con nosotros y nos pregunten cómo funciona. Así podemos explicarles que si se aplica la regla del 30 % podrán pagar menos impuestos en los Países Bajos que, por ejemplo, en Reino Unido. Siempre es un buen gancho comercial, a menos que no se pueda optar a la regla por algún motivo. En ese caso, espero que la tarifa diaria que gane en los Países Bajos en comparación con el otro país haga que aún sea rentable mudarse.